Como Presentar El Plan De Salvación

 

S

abiendo que La fe es por el oír, y el oír, por La Palabra de Dios, si atraemos la atención del individuo y logramos que escuche, el Espíritu Santo pondrá la fe en el o ella y creerá en La Palabra de Vida.

¿Porque nosotros con La Sana Doctrina no presentamos a Cristo con la misma consistencia y metodología que otros lo hacen?

En una publicación anterior hablamos sobre que: El Siervo De Cristo Debe Conocer Su Producto y en esta ocasión hablaremos sobre: Una Correcta Presentación Del Plan De Salvación. Así que si usted llego acá por Twitter o un link que alguien le proporciono le recomiendo que vuelva a la Primera Parte de esta serie, la lea y luego regrese, que aquí le espero.

Una Incorrecta Presentación Del Plan De Salvación Distrae o Aleja Al Individuo

Yo me pregunto como es posible que alguien quiera introducir su producto hablando de las consecuencias (que tendría el consumidor) de no aceptar dicho producto. En otras palabras, como es posible que la presentación del Evangelio se haga mediante la intimidación y la amenaza (el infierno)

Si bien es cierto, aquel que no acepte a Cristo como su Salvador va al infierno, predicar acerca del infierno no lo hace mas productivo, en vez de hablarle de las consecuencias de no aceptar (comprar) a Cristo, hablarle de los beneficios y ventajas de aceptar (comprar) a Cristo. Les doy un ejemplo.

Usted vende productos para perder peso y llega donde un posible cliente, una joven de unos veinte y tantos años que pasa de las 350 libras (conozco varias en una misma familia, esto no es cuento) y su presentación es:

Estas GORDA, OBESA, debería darte vergüenza, es que no te miras al espejo, te ves horrible, con razón no te has casado, porque así NADIE te va a hacer caso. Pero para tu suerte yo tengo la solución, y esta es una oferta que debes comprar ahora. Y entonces describe su producto.

¿Cual usted cree usted que seria la reacción de la pobre victima?

 

Así mismo ocurre con algunos creyentes, quienes predicando a Cristo no hablan mas que del infierno, algunos de hecho es de lo único que hablan. Otros hablan de un sin numero de cosas (las cuales el individuo a quien se le predica) debería dejar. Y usted me dirá “Pero si no aceptan a Cristo es directo al infierno que van” y es cierto, no es que yo quiera ocultar eso o cambiarlo, pero podemos presentarlo de otra forma.

Tenga siempre en mente que no es el creyente o siervo de Cristo quien convence al individuo sino el Espíritu Santo, nuestro trabajo es sembrar la Semilla. La única diferencia es la forma como se hace para logar obtener una completa atención.

Como Presentar El Plan De Salvación

 

¿No seria mejor y mucho más convincente y productivo presentar los beneficios de su producto en sentido general? Que su presentación sea:

Tengo un producto especial para esos dolores de cuerpo, el cansancio, el estreñimiento, la falta de animo, energía, un producto tan saludable y beneficioso que incluso te va a beneficiar con tu presión arterial, el desempeño de tus riñones, el uso de este producto no solo te beneficia la salud física sino también sicológica porque te vas a sentir con animo y deseos de salir a la calle y cuando te veas al espejo veras otra persona, una persona saludable feliz, contenta, alegre. Y entonces describe su producto.

¿Cual Cree Usted Que Seria La Reacción?

 

En ambos casos usted le esta vendiendo productos para adelgazar, y en ambos le esta diciendo que esta gorda y que necesita rebajar, pero el que le compre o no depende de la forma en que le presente el producto.

No quiero criticar a nadie, así que por favor no me juzguen mal, pero una mala educación en la Iglesia conlleva a un conocimiento errado del Evangelio de Cristo y del Plan de Salvación. Con estas palabras yo deseo exteriorizar algún tipo de inquietud, un llamado a todos aquellos que ministran, quienes están puestos allí por Dios, a que hagan su trabajo, a que entrenen los obreros y los capaciten con el conocimiento correcto y necesario sobre nuestro producto, que es el Evangelio y este sea colocado en todo mercado, en todos y cada uno de los oídos que habitan sobre la tierra.

Un buen ejemplo a imitar es el de otras doctrinas, quienes van casa por casa tocando puertas y presentando el amor de Dios y un reino terrenal eterno. Y no me refiero a imitar su doctrina, sino su metodología, la cual además de presentar los beneficios de aceptar su producto y no las consecuencias si es rechazado, son constantes en cuanto a forma y método de presentarlo. Todos utilizan la misma estrategia.

El Manual Del Representante nos enseña todo esto, pero ¿Qué podemos hacer para ser buenos Representantes de Cristo?

Una Correcta Presentación Del Plan De Salvación Atrae La Atención Del Individuo.……….Continua . . .Una Correcta Presentación Del Plan De Salvación

Aclarando: (y les insto a hacer click en cada uno de los enlaces) Soy creyente en Cristo, en la Divina Trinidad, y en la Sana Doctrina.

Photo Credit: Holy Bible Sketch Pad

   

Comente y déjenos saber su opinión, para nosotros usted es importante

¡Gracia y Paz a Vosotros! Siervo De Cristo

 

Comentarios

  1. Rocio Gomez Dice

    curioso artículo… les recuerdo que el modelo a imitar es Cristo y no hubo otro personaje que hablara tanto del infierno y del castigo por el pecado que Él, así que si él siendo el maestro “predicó” así ¿cómo creeremos que podremos mejorar su enseñanza omitiendo la parte tan fundamental de la doctrina cristiana como lo es el castigo por el pecado?
    Quedémonos con el ejemplo de Jesús, digamos con valor al hombre que es pecador y que sea el Espíritu Santo el que obre ese ¿qué haré para ser salvo? como lo hizo con el carcelero, la mercadotecnia y publicidad producto de la sabiduría humana es incompatible con la “estrategia” de Dios…

    • Dice

      Rocío, tiene toda la razón y comparto su inquietud, si bien es cierto que Jesús predicó de esa forma, no es menos cierto que también predicó sobre la justicia, la sanidad, el Reino del Cielo y sobre todo, El Amor. Si hemos de alcanzar las almas perdidas con el Evangelio, porque no hacerlo con Amor.

      Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor. 1 Cor 13:13

      No es que este mal predicar como usted dice, pero yo, prefiero predicar y aconsejar que se predique El Amor de Cristo por las almas.

      Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. John 3:16

      ….Antes que la condenación

      Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él. John 3:17

      Pero ya sea que se predique Pecado y Condenación o El Reino y Amor todos debemos:

      Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura” Mark 16:15

Déjenos su comentario: